Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

Bodegas Bilbaínas crea la primera barber shop con vino en España

Los bares barbería de Viña Pomal, un concepto efímero que debería perdurar

Viña Pomal ha inagurado en Madrid un establecimiento muy actual, una barber shop, donde se combina corte y afeitado con una copa de vino en mano. Se trata de una apuesta efímera de la marca dentro de su exitosa campaña “Llámame clásico", y

Viña Pomal, una marca clásica, elegante y tradicional, sorprende una vez más con una acción que encaja a la perfección con el perfil del consumidor actual que busca recuperar los orígenes y las costumbres clásicas, en un contexto de tradiciones renovadas. Por ello, nace en pleno centro de Madrid (Compadre - C/Infantas, 10) la BAR-BERÍA Viña Pomal, una pop-up de belleza masculina donde es posible cortarse el pelo o arreglarse la barba a la vez que catar las referencias más destacadas de Viña Pomal, uno de los vinos más excepcionales que se ha mantenido fiel al estilo clásico del auténtico Rioja desde sus orígenes. La BAR-BERÍA nace en pleno Movember (evento anual que consiste en dejarse bigote para concienciar a la sociedad sobre temas de prevención de salud del hombre).

La marca insignia de Bodegas Bilbaínas, propietaria de la mayor masa de viñedos de La Rioja en Haro, muestra su voluntad de acercase a su perfil de consumidor en otro contexto ajeno a la bodega o punto de venta habitual y ofrecer una copa de su vino a aquellos caballeros que se preocupan por su imagen. Por ello ha elegido hacerlo en la recién estrenada barbería Compadre. Y es que barbas, patillas, bigotes y perillas, triunfan a golpe de tijera y son a día de hoy una clara tendencia en estilo masculino, y muy afín al espíritu Viña Pomal. La barba ha dejado de ser solo para hipsters y ha pasado a convertirse casi en un estilo de vida apto para todo tipo de hombre, recuperando al hombre clásico más allá de las últimas tendencias.
Recuperar lo auténtico, lo clásico, son tendencias que no sólo van en auge, sino que en muchos casos se consideran modernas y actuales, o incluso trascienden a aspiracionales.

Según un estudio realizado a más de 1.000 españoles, la mitad de los encuestados apuntan que acudirían a la barbería de forma regular si pudieran degustar un buen vino mientras se someten a manos de un profesional de la imagen.

 

Redacción Inforestauración
24/11/2016