Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

Un cava Gran Reserva 2005 vintage, edición limitada

Roger Goulart, un cava de diez años bajo el cielo de Barcelona

Macerado por el tiempo, las manos sabias y la espera de artistas del cava que disfrutan de la experimentación para dar a luz joyas exclusivas. Así ha visto la luz un cava excepcional de Roger Goulart: su Gran Reserva 2005; un cava vintage, extra brut, acunado durante 10 años en barrica y descorchado ahora bajo los cielos de Barcelona. La Fundación Mirò acogió una obra de arte más.

 

 

 

Bienvenidos a las puertas de un cava exclusivo como no se había degustado antes: emocional, curado, adormecido durante 122 meses, y que despierta con las obras de Miró como testigo, la ciudad de Barcelona a sus pies, y la delicadeza del tiempo en sus bordes. Roger Goulart 2005 es puro arte de la tierra, con un coupage 40% xarello, 20% parellada,20% pinot y otro tanto de Chardonnay. Atesorado en las instalaciones modélicas de Roger Goulart en Sant Esteve Sesrovires, a 30 metros de profundidad, este largo crianza 2005 es la prueba fidedigna de que los cavas no solo aguantan bien el tiempo, sino que también son un producto para envejecer. En Roger Goulart emplean esfuerzo, dedicación y tiempo, mucho tiempo en constatar que transcurrir de los años hace crecer los cavas, aumentar su calidad y lanzar al mercado ediciones exclusivas para paladares gourmet.

Conservado en unas condiciones excepcionales -entre 14 ó 15 grados de temperatura durante todo el año-, el Roger Goulart 2005 presenta un color pálido, con un gas carbónico aún fuerte y un gusto a maderas, incienso y membrillo surgidos del movimiento que reciben las botellas durante una década con la finalidad de que todas las susustancias se vayan mezclando.  Presencia, vitalismo y emoción en un solo sorbo que se va prolongando a medida que se avanza y que deja un fondo de añoranza y disfrute.

Como si paladeáramos la belleza que encierra el arte; la tierra y la tradición que inspiró las obras de Miró o del devenir del tiempo... Así es como se paladeó esta edición limitada de Roger Goulart tras una década de cuidados. Sin prisas. Bajo las directrices de un grupo que ama el cava sobre todas las cosas. Desde luego... No imaginamos un mejor despertar.

 

 

Beatriz Rodríguez
23/06/2016