Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

#PaellaAMusica es el reto lanzado por La Fallera al unir fuego, paella y música,

La música hecha paella valenciana

Con sones al ritmo de una melodía compuesta especialmente para la ocasión por los 100 músicos de la Banda Primitiva de Lliria, así se ha cocinado la primera paella hecha con música de la historia; una imagen para el recuerdo, y un sabor con sones irrepetibles. Obra de la iniciativa de La Fallera.

¿Cómo se ha materializado el reto de hacer una paella con música? Con el talento de una orquesta, la melodía compuesta por un compositor, la maestría del chef encargado de la cocción y la confección de un serpentín para lograr que al son de la música, el fuego saliera al ritmo deseado. Los músicos han interpretado la composición musical creada por Cerveró mientras las ondas sonoras pasaban a través del serpentín confeccionado para la ocasión, avivando o disminuyendo el fuego según se necesitaba en cada paso de la elaboración de la paella, confeccionada para 50 comensales.

La técnica comenzó, precisamente, con el serpentín: un tubo -basado en el Tubo de Rubens- que se llena de gas inflamable. En uno de los extremos se coloca una membrana y en el opuesto la entrada de gas. Sobre el tubo se realizan una serie de pequeños orificios que permiten la salida del gas. Próximo a la membrana se coloca un altavoz alimentado por un amplificador que será el responsable de hacerla vibrar para crear una onda de sonido que recorra el tubo. De esta forma y tal como ha destacado Vicente Sabater, productor e ingeniero musical del evento, “hemos podido visualizar de manera muy espectacular y llamativa las ondas sonoras que se propagan en el interior del tubo”.

Es la primera experiencia de estas características que realiza una banda de música en el mundo. Los músicos que han intervenido son los habituales en las bandas: clarinetes, saxofones, trompetas, metales, y mucha percusión, además de efectos sonoros e instrumentos no habituales que han tocado los mismos músicos, haciendo sonar también el fuego, el arroz y la paella utilizados aquí como un instrumento sonoro.

El compositor Joan Cerveró ha compuesto una melodía ad hoc cuyas notas han dado la intensidad necesaria al fuego con el que Rafa Margós (maestro paellero de Las Bairetas) ha cocinado una tradicional paella valenciana. “Ha primado la ley del fuego, Rafa nos dio las temperaturas e intensidad necesarias y los tiempos de cocción de cada minuto del proceso y esa información ha guiado la elección de la música, que combina piezas tradicionales y vanguardistas”, ha declarado Cerveró.

 

De las 18 composiciones interpretadas en este concierto algunas son de autores clásicos, tanto de música valenciana como de zarzuela, en lo que ha sido un pequeño homenaje a las tradiciones y a la música para banda. Y el resto son composiciones propias de Joan Cerveró para este singular evento. Las piezas musicales se han dividido en los siguientes actos: Primer acto: El Sofrito L’esperit del foc*, L’entrá de la murta, Sentint l’aigua d’amor*, La Leyenda del beso, Lluna de colors*. Segundo acto: El Caldo:
Suspiros de España; La verbena de la paloma, La revoltosa, Veles e vents*, Es chopà 'hasta' la Moma, Agua Azucarillos y aguardiente. Tercer acto: El Arroz: Un arrós*, El Tambor de Granaderos, Cor d’acer*, La boda de Luis Alonso, Les nits que van fent la nit*. Acto final: El Socarrat: Una Nit d'Albades, … i tornes a la vida* (*Composiciones originales de Joan Cerveró)

#PaellaAMusica es el reto que ha lanzado La Fallera al unir fuego, paella y música, algunos de los elementos más representativos de la cultura valenciana en un hito histórico. Una iniciativa que forma parte de una serie de acciones implementadas por la firma arrocera de Silla como respuesta a su compromiso con las tradiciones populares arroceras y la cultura valenciana.

Redacción Inforestauracion
30/11/2015