Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

Nueva oferta gastronómica a cargo del chef Carles Cases

Dos Torres, el placer de comer en una villa

Carta de lujo para la nueva vida del restaurante barcelonés Dos Torres, una villa modernista rodeada de jardines, con terraza y doble planta, ubicado en el corazón del barrio de Sarria, y donde el diseño te envuelve gracias la estética estrategicamente cuidada por la interiorista Estrella Salietti; y por una carta de autor, orgánica y mediterránea, que firma un chef al que lo mejor que se le puede decir es que el arroz nació para que lo guisara él.

El chef Carles Cases pone el punto gastronómico al restaurante Dos Torres en una etapa donde prima la dedicación y el esfuerzo de su propietaria, Glòria Ventós, por mantener la tradición coronada con la vanguardia culinaria. Sus puertas se abren para que los paladares se deleiten con una propuesta de cocina auténtica, donde se venera lo clásico con un toque personal y vanguardista, y donde la preocupación por las materías primas se refleja en platos llenos de color, sencillos y con sabor, perfectamente preparados por la mano de Carles Cases. El chef rinde homenaje constante a la cocina mediterránea, a las recetas tradicionales pero con invenciones sorprendentemente sabrosas en un entorno acogedor, diseñado al milímetro para transmitir precisamente esa sensación de tesoro descubierto. Estanterías, libros, amplios ventanales volcados a un jardín que es un oasis en la ciudad. Zonas cubiertas, sin excederse en los huecos pero sí en los volúmenes, donde el mobiliario es el todo, así se presenta el interior dispuesto para comer.

Es acercarse y caer rendidos con platos diseñados para todos los gustos; mención especial merece el canelón de aguacate relleno de tartar de atún, un deleíte para los foodies que buscan cocina verde y sensorial. Las tempuras acarician productos de siempre para que el comensal pueda disfrutar de sabores inolvidables como el de su pulpo en tempura con escabeche de setas y hortalizas, las ostras del delta en tempura de agua de mar o los calamares fritos con panko y un toque picante. Como sugerencia, el plato especial de la casa: ravioli de pato con salsa cremosa de ave acompañado de una ensalada de burrata con tomatitos italianos asados. Carles te invita también a un paseo por las recetas de siempre pero transformadas: dicese del cordero lechal deshuesado en su propio jugo o el tartar de solomillo de ternera cortado a cuchillo. Pero si hay un plato por el que volver al Dos Torres será una necesidad apremiante ese es, sin duda, el arroz cremoso de bogavante y rape. Aquí, el arroz es arroz, la naturalidad de sus ingredientes le aportan una suavidad única al conjunto, difícil de repetir. Una receta estrella con el que el Dos Torres pone el punto y seguido a su trayectoria. Querrás repetir.

 
Restaurante Dos Torres
Via Augusta, 300, Barcelona

 

 

B.Rodríguez
16/06/2016