Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

Durante la I Semana de la Cocina Italiana en el mundo

¡Cómete Italia en Barcelona!

Italia en el plato, en la mesa, en las recetas, como tradición y descubrimiento de la cultura de un país, de una forma de ser. Así se presenta en Barcelona la I Semana de la Cocina Italiana en el mundo con el apoyo de las principales marcas gastronómicas del país transalpino y el empuje y soporte del Consulado General de Italia y del Instituto Italiano di Cultura. Serán los anfitriones de lujo para toda una semana donde las demostraciones culinarias y culturales irán de la mano. Empieza el lunes 21 y durará hasta el 27 de noviembre, en Barcelona. ¿Por dónde quieres empezar a cogerle el gusto a Italia?

 

Parmeggiano Reggiano, la joya de Italia; la magia creativa de los Ferrero en el paladar; cómo preparar un auténtico espresso; las mortadelas gourmet Negrini...Italia no necesita presentación cuando se trata de gastronomía. Es gastronomía. Puros mordiscos de tradición llevados a la buena mesa. Con ritmo gourmet se disfruta, se crea, se enseña, se vive... Es bajo esta esencia culinaria por la que el mundo podrá disfrutar del placer de la cocina italiana a través de la cultura, del arte, de conferencias, exposiciones, cenas, encuentros con chefs... La I Semana de la Cocina Italiana en el mundo sobre la tradición culinaria italiana en el extranjero solo traduce un rasgo inherente a la cultura de un país: su gusto por transmutar la gastronomía más allá del plato y la cocina. "La gastronomía italiana, nuestras recetas no son solo parte de nuestra cultura es que es una forma de comunicar para los italianos. Nos reunimos entorno a una mesa y agasajamos a nuestros invitados con lo mejor de nuestra cocina. Es ahí donde está nuestra forma de ser", apuntaban con acierto los representates de la marca Negrini sobre esta iniciativa. Más de 1.300 actos en 100 países distintos pondrán de relieve este hecho que pretende repetirse anualmente.

 

Qué se podrá hacer durante la I Semana de la Cocina Italiana en el mundo

En Barcelona se podrá disfrutar de una selección escogida de eventos gastronómicos, pensados para los amantes de la cocina italiana. "Los actos de esta primera semana de la cocina italiana en Barcelona están centrados en resaltar los productos típicos de la gastronomía italiana, a través de exposiciones y conferencias, pero también disfrutar de ellos en cenas, mostrar la tradición del aperitivo italiano que ya empieza a expandirse en España con marcas de renombre como Campari; descubrir los vinos italianos, con la presentación de un libro que hace un viaje sobre este ámbito y terminar combinando la gastronomía con la cultura a través de largometrajes que se visualizarán como ejemplo de la riqueza del territorio", detallaba el Stefano Nicoletti, Consul General de Italia.

La semana arranca con una exposición y mesa redonda sobre los secretos del queso Parmigiano-Reggiano en el Instituto Italiano de Cultura; se podrá disfrutar de la presentación de un libro sobre la cocina veneciana de la mano de los propietarios del restaurante Xemei, seguido de un showcooking, organizado por la Cámara de Comercio Italiana de Barcelona. También se hace hincapié en los niños, los talleres de cocina y los encuentros gastronómicos. Nutella hará lo propio con un taller familiar de recetas; Illy descubrirá los principales aspectos de la preparación y el disfrute del auténtico espresso italiano. Y para los que quieran algo más que práctica, en la sede del Instituto Italiano de Cultura se proyectarán durante toda la semana películas y documentales en los que los protagonistas son la riqueza de alimentos de calidad y su vinculación con los diferentes territorios italianos.

La iniciativa, que pretende ser anual, no solo cuenta con el apoyo de los organismos públicos y oficiales del país transalpino en el exterior, sino que nace con la intención de desarrollar las temáticas presentadas en la Expo Milano 2015 y agrupadas en la “Carta di Milano”: la calidad, la sostenibilidad, la cultura, la seguridad alimentaria, el derecho a la alimentación, la educación, la identidad, el territorio y la biodiversidad.

Ahora, solo queda probarlo.

 

 

B.R.-
18/11/2016