Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

El vino joven que la bodega burgalesa Tarsus

Tarsus Robles, ¿Lo pruebas?

Afrutado, ligero, fresco y con una graduación inferior a la media. Así es Tarsus Roble 2010, el vino joven que la bodega burgalesa Tarsus acaba de incorporar a su exitosa gama para el público actual más moderno y cosmopolita. 

Al igual que sus “hermanos mayores”, Quinta de Tarsus  y Tarsus Reserva, el nuevo Tarsus Roble 2010 representa a la perfección la tipicidad de los suelos y el clima de Ribera y todo el potencial de su uva autóctona, adaptándose, eso sí, a los nuevos gustos y exigencias del consumidor. Tarsus Roble es todo fruta, con 4 meses de crianza en madera nueva, fresco, elegante y fácil de beber. En definitiva, un vino de inspiración borgoñesa elaborado, como afirma su creadora la enóloga Teresa Rodríguez, “para que la gente lo entienda e invite a repetir”.

Sobre Tarsus

Tarsus Roble 2010 (100% Tempranillo) es el vino más joven, en todos los sentidos, de una bodega tipo Chateaux enclavada en el corazón de la Ribera del Duero, en el triángulo Roa-Anguix-La Horra. En su finca Navamayor, Tarsus cuenta con 86 hectáreas (82 de Tinta del País y 4 de Cabernet Sauvignon) de viñedo, con cepas de más de 15 años seleccionadas por su calidad  y enológicamente diferenciadas en 19 parcelas, en función del tipo de suelo, la variedad y la orientación de cada una de ellas, con el fin de conseguir  la máxima expresión del terroir a través del ensamblaje de cada una de las diferentes personalidades. Además, Tarsus fue pionera en la plantación del viñedo en espaldera, que favorece la aireación del racimo garantizando la sanidad del mismo, en una zona donde imperaba el vaso romano.

Vinificación parcelada, vendimia a mano, un riguroso control maloláctico del vino parte del cual se hace ya en madera y la cata exhaustiva del vino en barrica, son los axiomas de un proceso que responde al afán de la enóloga y directora técnica de la bodega, Teresa Rodríguez, por “extraer todo el jugo y la esencia del terruño y de su fruto”. Un estilo que se ve y se paladea también en el nuevo Tarsus Roble.
 

Crianza

Y es que, criado durante 4 meses en barricas de roble americano (70%) y francés (30%), Tarsus Roble 2010 recoge a la perfección las características propias de la Ribera que Teresa ha sabido encauzar y adaptar a las tendencias enológicas actuales. De intenso y atractivo color, el vino presenta un aroma frutal, tanto de fruta negra como roja muy fresca, que combina a la perfección con la fina, elegante y sutil madera. En nariz también aparecen marcados tonos de regaliz, típicos de la variedad, dejando un final de toques golosos, mientras que en boca es potente, sabroso y con un tanino bien presente.

En definitiva, un vino que pide otro sorbo y que se presenta ahora en el mercado con la mejor relación calidad-precio: 7 € la botella.

Redacción Inforestauración
27/01/2012