Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

Pedro Ballesteros es el segundo Master Wine español

"Método, práctica y memoria ayudan en una buena cata"

Sus conocimientos sobre el vino son excelentes, no en vano ha trabajado concienzudamente hasta conseguir una de las mayores distinciones en el mundo el vino que otorga el Instituto Británico MW. Pedro Ballesteros tiene un compromiso con la divulgación en esta materia y piensa aplicarlo. 

¿Qué significa ser un MW? Para Pedro Ballesteros, mucho; pero hay uno que lo resume todo: haber superado un desafio de tres intensivos años de estudio para ser miembro de uno de los más distinguidos y exclusivos institutos especializados en el mundo del vino. Ahora, su compromiso se extiende a promocionar los vinos con un código ético de comportamiento “no te cansas nunca de ellos, son un producto tan único, tan diversificado, con tantos matices...” Es el segundo español con la exclusiva certificación Master of Wine y su red de contactos está repleta de importadores, compradores de cadenas de supermercados, comunicadores o los propios viticultores lo que da credibilidad a su trabajo y a sus propuestas en materia de caldos.


Inforestauración.- ¿Es difícil esto de catar y catar vinos?

Pedro Ballesteros.- Para nada, una buena cata depende de dos o tres cosas fundamentales: mucha práctica, un método y memoria. Además está el tipo de cata: las hay que son profesionales donde se catan muchos vinos y se seleccionan unos pocos, éstas son muy rápidas; hay otras que son para mezclar vinos y obtener uno nuevo, con lo cual son mucho más lentas. Hay catas que sirven para evaluar la calidad o averiguar de dónde viene un vino. Luego están los vinos que todos recuerdan, aquellos magníficos...

I- ¿Y todo se resumen en...?
P.B.- Fundamentalmente en dos aspectos: en que te guste mucho el vino y en que te lo trabajes.

I.- Y el código ético es necesario
P.B.- Sí. Como sabes el vino es un producto maravilloso que ha estado sujeto históricamente al fraude y precisamente lo que se busca es la credibilidad y la fiabilidad de un MW que potencie las cualidades y potencialidades de un buen vino. De hecho ese es el origen del instituto MW cuando se creó en 1954.

I.- Con qué disfruta más
P.B.- Con todo. El vino no es mi trabajo. Soy funcionario de la Unión Europea, lo que hago con el vino es puro placer. Ahora lo que más me ilusiona es la promoción de vinos españoles fuera de nuestro país. Si puedes ayudar a mover un mercado y que la gente fuera de España conozca la calidad y toda la gama de nuestros vinos pues ¡Fantástico!


I.- Y cómo se hace esto
P.B.- Desde los concursos internacionales por ejemplo. De hecho, mañana viajo hasta Alemania para asistir como jurado al Mundus Vini que es el concurso más importante en este país. Allí voy a promocionar vinos de Alicante ya que a los jurados nos hacen presentaciones dentro de las actividades complementarias.

I.- ¿Será difícil regalarle un vino a usted?
P.B.- ¡Ja ja ja! hombre yo siempre digo que la vida es muy corta para perderla con vinos malos. Además, el vino es secundario a la comida, debe servir a la comida y no al contrario.

I.- ¿Qué tiene que tener un vino para ser excelente?
P.B.- Es complicadísimo responder a esta pregunta. Para acotarla te diré que un gran vino tinto tiene que tener un equilibrio y una complejidad pero un gran vino rosado no tiene porque ser complejo, conque sea fresco y tenga un buen fruto y equilibrio va a ser excelente. Otra cosa sería si me preguntaras por un vino en concreto, un ‘Souvignon blanco’ por ejemplo, hay si que hablaríamos de aromas, precisiones, azúcares, etc...  

I.-Yo no debería irme de este mundo sin probar...
P.B.- Un ‘Romanee Conti’, un vino de Borgoña, uno de los más grandes del mundo, un ‘Barca Velha’ portugués y de los españoles, el ‘Marqués de Riscal 1945’

B. Rodríguez
20/09/2011