Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

Restaurante Sirene, en Ceuta

Bocados de creatividad

Un Rissotto con boletus y crujiente de perdiz’ o ‘Muslo de pato confitado con crema de calabaza’ o ‘Presa ibérica asada con salsa de soja sobre cama de espinacas y fideos crujientes’... Estas son algunas de las propuestas que el restaurante Sirene hace a sus clientes; una cocina de diseño con tapas de autor a carga de dos jóvenes empresarias hosteleras: Silvia Alba e Irene Úbeda.

"Vamos a empezar con una ‘Crema fría de lentejas con brandada de bacacalo y polvo de jamón’, después te recomendamos ‘Stick de pollo con salsa Teriyaki’ o ‘Cus cus de verduras y foie’. Eso si, es imprescindible probar nuestro plato estrella, la ‘Musaka...”, Irene Úbeda (34) se encarga de dirigir el coqueto y divertido comedor del ‘Sirene’, un restaurante lleno de luz, ubicado en pleno centro de Ceuta que tiene en sus tapas de autor un eslabón imprescindible para disfrutar de la cocina local “nosotras hacemos tapas de autor. Queremos que los clientes se diviertan probando sabores nuevos”. Y así es su amplia oferta: platos de diseño, donde la creatividad de la jefa de cocina, Silvia Alba (36) se pone a prueba a diario tanto en la mezcla de sabores como en la puesta en escena: “Las tapas se cambian cada día. Siempre hay platos nuevos y tenemos la suerte de que se vende todo”, asegura. Tras ellas, seis meses de trabajo. En este tiempo su local, ubicado en el centro de Ceuta, ha resistido el embite del verano y de las primeras pruebas. Ahora es zona obligada de paso para los amantes de pequeñas exquisiteces llenas de sabor que salen de su cocina. Todo, idea de estas dos empresarias que han tenido en cuenta desde el diseño del local, los colores, el estilo y la decoración hasta el nombre -una simbiosis de los suyos propios-  y el enfoque de su gastronomía: “Nuestra cocina es original. Procuramos innovar, catar, hacer maridajes que dejen un buen sabor de boca y que el cliente repita”, destaca Silvia.


Experiencia no les falta. Con una larga trayectoria detrás -Silvia ya dirigió su propio bar de cocina creativa- descubrieron que llenar ese hueco de mercado con una oferta en tapas más personalizadas podría ser un buen negocio. Y se pusieron a ello. “Nos conocíamos de siempre, pero fue trabajando juntas en otro restaurante como nos dimos cuenta que estábamos perfectamente coordinadas. Nos entendíamos muy bien. Cada una en su terreno: yo en la sala y Silvia en cocina, así que nos decidimos a montar algo nuestro, donde desarrollar nuestras propias ideas”, subraya Irene. Algo distinto y en lo que creían y para lo que fue necesario una subvención del INEM y encarar en tiempo récord unas obras que han dado como resultado un local lleno de vida, punto de encuentro de una clientela ya fiel. “Vienen clientes de todo tipo. La respuesta ha sido increíble y en parte es porque estamos dando algo distinto”, matiza Irene.

Cenas temáticas
Desayunos, almuerzos y cenas... ‘Sirene’ está abierto todo el día. Silvia e Irene tienen claro que quieren que su restaurante evolucione y crezca con ellas “organizamos cenas temáticas. La última, japonesa. Creamos el ambiente del local, la decoración japonesa, todo el menú e incluso nosotras nos disfrazamos...”, apuntan ambas. Es una manera de invitar y hacer de su restaurante  un sitio de reunión para los amantes de la buena gastronomía.
“Mira, la cocina de diseño y las tapas de autor siempre han sido nuestra opción, tanto cuando trabajábamos para otros como ahora, que lo hacemos en nuestro propio restaurante. Y nos encanta lo que hacemos...”, remarca Silvia, mientras termina de dar el toque justo a una ensalada de pollo crujiente con salsa de yogur. 

Beatriz Rodríguez
30/08/2011