Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

La lubina Aquanaria llega a la alta restauración

Los hermanos Torres y la lubina de acuicultura, ¡Una combinación top!

Sin anisaki -certificado por AENOR- con un sabor que poco tiene que envidiar a la lubina salvaje y con unos padrinos excepcionales como son los hermanos Torres; así se presentarón las lubinas de acuicultura de la empresa canaria Aquanaria en la alta gastronomía, por todo lo alto y con un showcooking a medida de la calidad y el mimo con el que llega a la cocina esta pieza.

Aquanaria está especializada en la producción de ejemplares de grandes tallas, con alimentación natural, nadando contra las corrientes hasta adquirir el nivel de grasa y textura óptimos para la alta gastronomía.

El poder de la lubina ha quedado más que manifiesto en un showcooking donde los chefs Javier y Sergio Torres -como embajadores de estas lubinas- han dado buena cuenta de su sabor; y han contado con la presencia de otros cocineros de la talla de Óscar Calleja, Xabi Goikoetxea, Raúl Cabrera, Carlos Cases, Ana Serra, Antonello Zaccagnino, Germán Espinosa, Raúl Cabrera, Fabiola Lairet, Fernando Sancheschulz, Mauro Ribas, Carlos Allue, y David Portillo. 

Esta ha sido la presentación de la lubina en la alta restauración española con todos los honores: “Nos esforzamos en ofrecer un producto único y de la mayor calidad a la alta restauración, para lo que esperamos pacientemente cerca de cuatro años a que las lubinas alcancen su peso (a partir de dos kilos) y talla de pesca ideal”, señala Gustavo Larrazábal, presidente de Aquanaria.

 

La distribución de estas lubinas, trazables desde su origen hasta su destino,sobrepasa el mercado nacional. Aquanaria, que controla toda la cadena de producción y comercialización, exporta sus lubinas, siempre frescas, en perfecto estado y cumpliendo con las exigencias y reglamentaciones vigentes, a más de 23 paísesen los cinco continentes.

El respeto al hábitat natural de la especie, en un ecosistemacertificado por AENOR como entorno libre de parásitos anisakis, es, junto a una alimentación sana y equilibrada, una de las señas de identidad del método de crianza de Aquanaria. “La lubina es un pez muy exigente en cuanto a calidad del agua y el oxígeno, y en zonas abiertas encontramos el medio ideal para su crianza. Conseguimos de esta manera un pescado de textura firme y una grasa infiltrada que son dos de los factores que más aprecian los chefs”, explica Pedro A. Sánchez, director comercial de la empresa.

Así, son muchos los restaurantes con estrellas y soles: Annua, Etxanobe, Mina, Ola, Oria, Zalacain, y un largo etcétera, los que incluyen la lubina Aquanaria en su carta, muestra de que los cocineros de prestigio se han rendido a la calidad, el sabor y la textura de estos ejemplares criados en las instalaciones dela empresa en alta mar, concretamente en el Océano Atlántico, a dos millas de la costa sur de Gran Canaria,y con una cuidada alimentación de la que se ha eliminado cualquier tipo de subproducto, incluidos los cárnicos, lo que evita retrogustos indeseados.
 

Redacción Inforestauración
05/03/2020