Buscar proveedores
Equipamiento

(1245 proveedores)

Dónde


 

Tipo proveedor


 

Sirve a


 

Jean Luc Figueras, el chef que acercó el Hotel Mandarin a Barcelona

"Una 'braserie' de alta gastronomía y para todos... Es esto"

Se cumple un año desde que el legendario chef Jean Luc Figueras se puso al frente del restaurante Blanc -en el Hotel Mandarín Oriental- materializando así su retorno a Barcelona; la ciudad que le encumbró años atrás. Habían sido casi cinco años de ausencia y su arte y sus manos buscaban ya crear. Ahora el Blanc destila vanguardia y la firma de una alta cocina abierta a la ciudad. 

"Los caballeros no tienen memoria”. Pragmático y sincero en sus palabras, Jean Luc Figueras no tiene tiempo para el pasado. Sólo le interesa el presente y el suyo está dentro del Hotel Mandarín Oriental. En el corazón del Paseo de Gracia. Recién salido de la cocina comparte con nosotros un aperitivo en el Blanc sin esforzarse por esconder cuánto le apasiona su forma de hacer gastronomía “hago la cocina que he hecho toda la vida. Yo más de cuatro productos en un plato no los mezclo”.

De su retiro voluntario -cinco años navegando a otro ritmo- se trajo aires renovados y el deseo de volver a la ciudad que le adoró y que le vuelve a adorar. “Lo tenía todo pensado para mi regreso. Hasta había visto un local pero entonces surgió la posibilidad del Hotel Mandarín Oriental y me pareció perfecto”. Su deseo, aquel por el que se adentró de nuevo en la espesura de la gran ciudad, encontró pronto público y adeptos “yo tenía ganas de hacer una ‘braserie’ de lujo gastronómico en Barcelona y ganas de llevarla a todo el público”. Y el Hotel Mandarín buscaba abrirse a la ciudad. ¿Encuentro fortuito? Sea como fuere, doce meses después parece que está más que compensado. “Se ha conseguido el objetivo. Es increíble el número de clientes que llegan de la zona a diario para comer en el Blanc. También recuperé gran parte de mis clientes”.
Jean Luc es jefe ejecutivo. Se responsabiliza de la oferta gastronómica que aporta el Blanc al hotel: desayunos, terraza... “Tengo la suerte de contar en cocina con dos segundos excepcionales Xavier Pellicer y Xavi La Huerta. Son los que han permitido que le hayamos dado la vuelta al concepto”.

La evolución va con él pero a pequeños sorbos: 25 años le han servido de rodaje para centrarse en lo que le interesa de verdad.No busco nada más. He tenido tiempo para ir por delante, de estar a la altura de las circunstancias e incluso de ir más retrasado”, destaca. Se ha puesto un periodo de tiempo para modificar la carta “Cada tres meses aunque como no me gusta ser ordenado, la cambio cuando quiero”. Disfruta con la materia prima. Lo ha hecho siempre y en los platos que pueden probarse en el Blanc se deja notar su pasión por el ‘mar - montaña’. “Adapto cada producto al sabor que yo quiero. Ahora si quieres definir mi cocina te diré que es como yo: con raíces catalanas, francesa e italianas y minuciosamente preparada”. El Blanc parece el mejor entorno para esta fuerza de la naturaleza reencarnado en chef que ya vivió su aventura newyorkina en los ‘80. “Una época magífica aunque cuando ví a los clientes comiendo los guisantes con sepia acompañándose de magdalenas entendí que aún no estaban preparados para nuestra cocina”

Beatriz Rodríguez
29/07/2011